Home » Actualidad » Paralizadas las obras del toldo de Platería

Paralizadas las obras del toldo de Platería

El pasado 31 de julio, el concejal de Turismo, Miguel Cascales, y la Asociación de Comerciantes de Platería y Trapería anunciaban una experiencia piloto que iba a permitir instalar un toldo en la calle Platería para aliviar el calor a los transeúntes en lo que restaba de verano. Decía la nota de prensa de aquel día que el entoldado iba a tener «100 metros, desde San Bartolomé hasta la plaza Joufré»; la lona, de color beige, quedaría sujeta a la altura del segundo piso, de edificio a edificio, con un cable de acero y tensores. En aquella comparecencia ante los medios, Cascales resaltó, acompañado de dos miembros de la asociación, que los comerciantes y el Ayuntamiento seguían el ejemplo de las calles Sierpes en Sevilla, Larios en Málaga, Reyes Católicos de Granada y otras vías de Madrid. De hecho, se buscaba recuperar una imagen antigua de Murcia, pues en 1928 Platería y Trapería tenían colgaduras para paliar las temperaturas.

Para la primera semana de agosto estaba previsto que se iniciaran los trabajos de instalación, que finalmente se pospusieron hasta esta misma semana. El pasado lunes (11 de agosto) se presentó una grúa en Platería y colocó los anclajes de acero en el segundo piso de los edificios, en el tramo comprendido entre la plaza José Esteve Mora y la calle Alfaro. A última hora de la mañana, inspectores de la Concejalía de Calidad Urbana abrieron parte de los trabajos realizados; el montaje se estaba efectuando sin ninguna clase de autorización de los técnicos de este departamento, que coordina la concejal Ana Martínez Vidal.

La decisión de la Concejalía ha sido paralizar los trabajos iniciados, ya que ni la Concejalía de Turismo, que financia los 7.000 euros que cuesta el toldo -llevará publicidad de la página web de Turismo de Murcia-, ni la Asociación de Comerciantes de Platería y Trapería han presentado, como es preceptivo, ni un proyecto firmado por un arquitecto, ni autorización de las comunidades de propietarios donde se han instalado los anclajes, ni seguro de responsabilidad civil de la empresa, por si hubiera algún daño a terceros. La Concejalía ha informado a los promotores de que para realizar cualquier instalación de este tipo es necesario contar con informe favorable de Vía Pública y Bomberos.Aspecto que tenía ayer la calle Platería, donde todavía no ha podido instalarse el toldo beige anunciado a finales de julio. :: ALFONSO DURÁN / AGM

Cascales: «Soy el paganini»

La presidenta de la asociación, Marisa Cano, dirigió el 8 de agosto un escrito de un folio a la Concejalía de Calidad Urbana informándole de que se iba a instalar, de forma inicial, una malla de peso muy ligero, mediante cables de acero, y solicitaba «los requisitos oportunos» para que, si el resultado de la prueba experimental era el que pensaban, «pasar a una instalación definitiva» en el resto de la calle en lo sucesivo. Ese escrito entró oficialmente en Calidad Urbana el 12 de agosto, un día después de colocar los cables de acero, por lo que la Concejalía ha solicitado la presentación de la documentación pertinente, y ha paralizado cualquier actuación.

El concejal Cascales señaló ayer que en esta iniciativa Turismo está de mero colaborador -«yo soy el paganini», comentó-, y dijo desconocer que la asociación no hubiera solicitado los permisos, «porque yo creía que ellos se encargaban de todo». Cascales insiste en que «todos coincidimos en que es una iniciativa positiva y hay que apoyarla», por lo que confía en que pronto puedan retomarse los trabajos. «No hay prisa, es algo experimental y qué más da que se haga unos días antes o unos días después. Para la Feria, seguro que está».

La concejal de Calidad Urbana apoya la instalación de toldos de lona en Platería y Trapería, pero incide en que «no se pueden hacer las cosas de cualquier manera, sino solicitando todos los permisos necesarios y ajustándose a las normativas establecidas». Vidal afirmó que cualquier solicitud que entra en su Concejalía es atendida y se tramita, «pero siempre y cuando se cumplan las debidas garantías de seguridad y cuenten con todos los permisos requeridos, porque no se puede eximir a nadie del cumplimiento de las normas de seguridad».

La edil se refiere a la necesidad de contar con informes favorables del servicio de Bomberos, ya que los anclajes se han ubicado por encima de instalaciones eléctricas existentes «y hay que asegurar que no hay riesgo de que pueda prenderse el toldo hechos de lonas por culpa del calor». Vidal confía en que «todo se presente correctamente, porque hay voluntad de colaboración».

Tag: toldos

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *