Home » Moda » ¿Qué hace falta para ser la estilista de Kylie Jenner?

¿Qué hace falta para ser la estilista de Kylie Jenner?

Tras looks de la pequeña de las Kardashian hay una reponsable, infinitas referencias y una mareante agenda

Alice Newbold — Desde la rapera americana Eve (autora del hit Who´s that girl?) que vive utilizando bolsos y carteras, mas que nada carteras de cuero, hasta Kylie Jenner, la trayectoria profesional de la estilista Dani Michelle ha sido descomunal desde que cambió a sus clientes del servicio por celebrities.

“Me faltan horas en el día”, cuenta a Vogue la estilista establecida en Sunset Bulevar, cuando relaciona su tiempo con el de su familia actual compuesta por Kylie Jenner, Kourtney Kardashian, Erica Jayne y Édgar Ramírez. “Es un círculo vicioso que empieza a las siete de la mañana, cuando recibo el primer correo, hasta las nueve de la noche, cuando acabamos de abrir cajas de ropa y organizar el showroom. Y de esta forma día a día”, confiesa.

Aparte de lidiar con los horarios variables de tanta estrella –un completo rompecabezas, asegura–, en su trabajo tienen exactamente el mismo peso los looks a pie de calle que los que preparan para los acontecimientos. “La gente desea ver a las celebrities con un aspecto cool todo el tiempo”, explica. “Y mis clientes del servicio siempre y en todo momento desean sentirse originales, muy en la cúspide de las tendencias.Dani Michelle

El móvil de Michelle es la fuente de inspiración en su busca de todo aquello susceptible de ser cool. Un equipo de asistentes y becarios comparten referencias y looks de diseñador en Instagram las veinticuatro horas del día, y está en comunicación incesante con sus clientes del servicio por medio de mensajes. Un nuevo look puede surgir solo en unos minutos, todo, a un ritmo vibrante. “Hay tantos subidones y bajonazos asociados a este trabajo que es adictivo”, acepta. “Cuando ojeo mi móvil se me da la vuelta el estómago. El día de mi compromiso de boda corría por ahí, tomando llamada tras llamada ¡Estaba tan estresada que se me pasó hacer fotografías!”, asegura Michelle.

Su preocupación personal con cerciorarse de que todo el planeta sea feliz es lo que la motiva a tener diecisiete conversaciones sobre una sola prenda, aparte de su entusiasmo por empoderar a jóvenes empresarias. Comenzó a trabajar con Kylie Jenner una vez que diese a luz a Stormi Webster el pasado febrero, justo antes que la veinteañera liderase la lista de ricos de Instagram y apareciese, por vez primera, en la lista de mujeres ricas hechas a sí de Forbes. “Es tan emocionante”, Michelle sonríe. “La ropa, el pelo y el maquillaje son como una armadura, son una capa de confianza en una misma sobretodo cuando tienes una cantidad masiva de entusiastas y de gente criticándote. Verlas relucir cuando andan sobre un escenario o bien cuando los paparachi les prosiguen, y saber que soy una parte de todo eso significa un planeta para mí. Verlas empoderadas me contagia de ese poder”.

Michelle jamás ha sido muy susceptible, “todos son chicos o bien una chicas con exactamente los mismos inconvenientes que tiene todo el planeta en el momento de vestir” . “Si podemos edificar una amistad aparte de trabajar juntos, supone un plus fantástico”.

Su próxima meta es documentar “la ropa más cool y los accesorios más locos” que tiene por un breve lapso de tiempo. Hace once años no tenía ni la más mínima idea de que ser estilista fuera una profesión, y ahora tiene más de cincuenta seguidores aguardando a ver qué zapatos va a hacer llegar a las Kardashian esta vez. “Me deja pasmada. Tengo la necesidad de compartir más con el planeta sobre lo que pasa en mi oficina”. Mas antes que eso suceda, tiene ya más mensajes directos que contestar. “¡Me importa tanto mi trabajo!”, afirma con una risa prácticamente tan intensa como su moral laboral.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *